consejos para la correcta limpeza de tus audifonos

La mejor manera de limpiar tus audífonos

Si utilizas algún tipo de solución auditiva para permitirte disfrutar de los sonidos y las conversaciones en tu día a día, es necesario tener un buen cuidado para poder alargar la vida de tus audífonos y que su rendimiento sea el más óptimo.

Algunos elementos como el cerumen del oído, la humedad o el exceso de sudoración pueden afectar al rendimiento, por lo que es recomendable realizar una limpieza regular.

La higiene de tus audífonos

En general, en el momento que adquieres tus audífonos para mejorar la calidad de tu audición, el especialista auditivo te asesorará y te dará información sobre el mantenimiento de tus aparatos.

Con todo, sea cual sea el modelo hay una serie de pasos obligatorios para hacer un buen mantenimiento de tus ayudas auditivas que son muy sencillos de llevar a cabo.

De manera diaria comprobar que la salida del micrófono y el auricular no estén sucios. Ya que estos elementos son primordiales para un buen funcionamiento. Si hubiera suciedad se pueden cepillar ambas salidas para una correcta audición.

Por la noche, una vez retirados los dispositivos, una buena práctica es dejar el portapilas abierto. Si es posible, lo ideal sería dejarlos en su estuche abierto o en el deshumidificador.

Además, se puede limpiar el exterior, preferiblemente con una gamuza y con el spray limpiador adecuado para tu audífono. Así se acaban de retirar los restos que pudieran quedar de suciedad en todas las partes del aparato.

Partes que conforman los audífonos

Con carácter semanal es importante limpiar bien los orificios, en el caso de los dispositivos que los tengan, con las herramientas adecuadas. El orificio de ventilación sirve para que el oído respire cuando el audífono está colocado, por lo que es importante que no esté obstruido para una buena sonoridad.

Cada 6 o 9 meses es importante cambiar algunos accesorios como el tubo transparente del audífono, ya que con el tiempo se vuelven duros y amarillentos, lo cual afecta a la calidad de audición. En el caso de los dispositivos con Dome sería necesario reemplazarlo con la misma regularidad.

En el caso de los audífonos que llevan filtro, es necesario cambiarlo cada dos meses aproximadamente, de esta manera aseguras una mejor sonoridad.

Dispositivos adicionales para el mantenimiento

Además de los cuidados básicos para tus audífonos, hay otros elementos que pueden ayudar a alargar la vida de tus dispositivos de audición.

El uso de un deshumidificador proporciona un mejor cuidado de la ayuda auditiva. Suelen tener un ciclo de funcionamiento de unas 8 horas, por lo que se puede usar durante la noche perfectamente.

Algunos deshumidificadores requieren del uso de pastillas desecantes que contribuyen a una mejor desinfección y desodorización de la ayuda auditiva.

Los sprays y toallitas de limpieza están especialmente indicados para la zona exterior de los dispositivos auditivos. Son productos especialmente formulados para no dañar el material del que están hechos los audífonos.

En el caso de los modelos que los necesiten, los filtros se encargan de proteger los audífonos del cerumen, a la vez que repelen la suciedad y la humedad.