Escuchar música

El uso de audífonos mejora la calidad de vida

Tener una pérdida auditiva de cualquier tipo puede generar problemas de comunicación y relación con los demás. Por ello es muy importante tomar medidas lo antes posible y poner solución para poder oír correctamente, ya que la falta de audición podría llegar a producir aislamiento social, demencia y depresión, entre otros.

A nivel social, el uso de audífonos ha acarreado cierto estigma y reticencia a dar el paso. Muchas personas los consideran antiestéticos o piensan que van a ser molestos, sin tener en cuenta los muchos otros beneficios que aportan, si consigues una buena calidad auditiva.

Además, hoy en día, la tecnología ha avanzado tanto, que los dispositivos auditivos son cada vez más pequeños, más discretos y con mejores funcionalidades. Incluso, los hay recargables y se pueden conectar a tu smartphone para mejorar la experiencia de llamada.

Los efectos de la pérdida auditiva

No oír bien puede producir efectos colaterales como aislamiento social, ya que estas personas dejan de comunicarse al no entender bien lo que los interlocutores les dicen. De esta manera,  por miedo o vergüenza a reconocer la falta auditiva, se acaban aislando y perdiendo parte de su vida social.

Un estudio estadounidense de la John Hopkins Bloomberg School of Public Health afirma que los adultos que no han tratado su pérdida auditiva tienen un 50% más de posibilidades de desarrollar una demencia, un 40% más de posibilidad de sufrir depresión y un 30% más de caídas.

Desgraciadamente, estas cifras demuestran que la ciudadanía no está concienciada de los efectos colaterales que pueden surgir por una falta de audición.

Los beneficios de usar audífonos

El uso de audifonos mejora la vida social

Muchos estudios coinciden en que las personas con pérdida auditiva que deciden usar audífonos se muestran muy satisfechos con la decisión. La falta de audición no solo afecta a la persona que lo sufre, sino que el entorno se puede ver directamente perjudicado.

Con la ayuda de audífonos se pueden recuperar actividades tan sencillas como escuchar música, ir al cine, ver la televisión, hablar por teléfono, cenar con amigos y familiares o ir de compras, por ejemplo.

Muchas personas dejan de lado actividades cotidianas por falta de audición y el miedo que les produce no oír bien lo que pasa a su alrededor.

Diversas investigaciones científicas demuestran que el uso de audífonos mejora la calidad de vida del que los lleva. Un estudio que se llevó a cabo con población de Europa, Australia y Estados Unidos, llegó a las siguientes conclusiones:

  • El uso de audífonos mejora la calidad de vida de la mayoría de usuarios.
  • Los usuarios de audífonos disfrutan de una mejor salud.
  • Los familiares de usuarios de audífonos percibe una mejor capacidad cognitiva y menos introversión que los que no los usan.
  • Altos beneficios en la vida social de los usuarios, formando parte en actividades grupales y más participativos en las familiares.
  • Mejora de la autoestima, una mejor percepción de la propia imagen y mejora en las funciones comunicativas.
  • Los audífonos reducen la posibilidad de padecer deterioro psicológico como resultado de la discapacidad auditiva.
  • Los audífonos pueden revertir disfunciones sociales, emocionales y comunicativas, causadas por la pérdida auditiva.
  • Los audífonos mejoran la vida emocional de las personas que los usan. Los usuarios de ayudas auditivas muestran mayor comprensión  y menos negatividad en las relaciones personales.

Fuente: Evaluation of the Social and Economic Costs of Hearing Impairment, Hear-it AISBL

Hacer test auditivo