Los dispositivos móviles inteligentes, mejor conocidos como smartphones, nos han cambiado ampliamente nuestro día a día. Han mejorado la vida en muchos sentidos, pero también nos está aportando perjuicios en otros. El arraigo de los smartphones ha introducido riesgos en nuestra salud auditiva que no se habían experimentado nunca antes. El mal uso de estos dispositivos, en lo que se refiere al sonido, puede conllevar problemas auditivos, que pueden derivar en último lugar a una pérdida de audición. Sin embargo, no todo son desventajas con estos dispositivos. Algunas aplicaciones móviles pueden ayudar a las personas que sufren de pérdida auditiva.

Cómo influye el smartphone en la pérdida de audición

Escuchar música a volúmenes muy elevados es la principal causa de pérdida de audición en relación con el uso de smartphones. Ya sea con “manos libres”, o con la utilización de auriculares, recibir sonidos más fuertes de lo habitual puede ser muy perjudicial para nuestra salud auditiva. Por ejemplo, los ruidos superiores a 85 decibelios se consideran dañinos para nuestro oído. Aspectos como los motores de motocicletas o el ruido del tráfico pueden llegar en algún punto a medir 90 decibelios. Sin embargo, los auriculares de un smartphone son capaces de llegar a transmitir sonidos de hasta 100 decibelios.

Debes escuchar música en tu smartphone con precaución. Si expones tu oído a ruidos fuertes de tus auriculares puedes sufrir pérdida auditiva a largo plazo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un reglamento no vinculante para intentar reducir el impacto de los smartphones en la salud auditiva. La organización puso de manifiesto que el 50% de los jóvenes de entre 12 y 35 años pueden sufrir pérdida auditiva por causas relacionadas con la “exposición prolongada a sonidos fuertes”, entre las que se incluyen el mal uso del smartphone. En otros términos, un mal uso del teléfono móvil puede provocar que 1.100 millones de jóvenes experimenten una pérdida de audición, que puede llegar a ser severa. La prevención y la detección precoz de los síntomas es la mejor manera para evitar problemas de pérdida auditiva en el futuro a causa de una mala utilización de los smartphones. Es esencial hacer un buen uso de nuestros dispositivos móviles para disponer de una buena salud auditiva, sobre todo si eres una persona joven y haces un uso intensivo de tu teléfono.

Escuchar música con volumen elevado puede causar pérdida de audición

¿Cuando sé que tengo un problema?

Los primeros síntomas de que algo no va bien con tu audición pueden llegar cuando oyes zumbidos en tu oído. Si nunca lo habías experimentado, es probable que sufras de tinnitus. Cuando detectes las primeras señales de anomalía en tu salud auditiva, es muy recomendable que visites al especialista. El tinnitus, provocado por un mal uso del sonido de tu smartphone, puede acarrear, a la larga, problemas más serios como la pérdida auditiva.

Sin embargo, la prevención es básica para no sufrir problemas irreversibles para nuestra salud auditiva. Hacer un buen uso del teléfono móvil, en especial del nivel de sonido, es básico para evitar pérdida de audición en el futuro. Como usuarios de smartphone podemos controlar el volumen del sonido, o escuchar música con auriculares incluyendo pausas largas, para no tener una exposición al ruido fuerte duradera e intensiva. La Organización Mundial de la Salud también ha propuesto algunas recomendaciones para reducir el riesgo de pérdida auditiva en el uso de smartphones. Entre ellas se incluye la demanda a los fabricantes de una instalación de un sistema que alerte a los usuarios del peligro de su nivel de sonido y que, si es necesario, active una limitación automática del volumen.

Quiero medir mi audición

 

Siendo conscientes del riesgo que suponen, los smartphones también pueden aportar ventajas para nuestra salud auditiva. La aplicación para móviles Hearangel avisa al usuario cuando este está expuesto a un ruido excesivo en su smartphone y le reduce el volumen cuando sea necesario, sin que ello afecte a la calidad del sonido. Además, también es posible que los adultos monitoricen el volumen del móvil de sus hijos desde su propio smartphone. Evitar sufrir pérdida de audición por culpa de los smartphones depende de ti.